Buscar a Dios

Buscar a Dios

Buscar a Dios no significa que él esté perdido, significa que nosotros estuvimos perdidos lejos de él, y disponemos el corazón para buscarlo y entregarle por primera vez el corazón. Si aún no has entregado tu corazón a él, busca a Jesús.