La Familia: diseño original de Dios en las buenas y en las malas

La familia es la célula fundamental de la sociedad, esto implica que es en la familia en donde se siembran los principios, valores morales y éticos que individualmente posee una persona para convivir feliz con su entorno social. Una familia sana, hace una nación sana, ya que un país está formado por un grupo grande de familias, y es desde estas familias que se producen los nuevos individuos del mañana.

La familia venezolana actualmente está pasando por una situación no muy favorable la cual no escapa a esta destrucción, la polarización política ha dividido y separado a sus miembros, provocando enfrentamiento entre ellos; la crisis económica ha obligado a emigrar a los venezolanos, especialmente los más jóvenes en busca de nuevas oportunidades, dejando a sus padres solos y en muchos casos, la esposa y los hijos ven partir a su esposos y padre, para procurando un mejor trabajo y sustento; las madres solteras también están tomando la decisión de abandonar a sus hijos, dejándolos con amigos, familiares o conocidos, solo con el objetivo de poder brindarles un mejor futuro.

En los últimos años la crisis económica-social de Venezuela ha alcanzado niveles que introdujeron cambios drásticos y sustanciales en la rutina y con ello en la dinámica de vida de la familia, desde la forma en que se disfruta el entretenimiento y la recreación,  hasta las horas y veces en que se come en el día; sin dejar a un lado el cómo afrontar la educación de los hijos y los métodos para conseguir alimentos necesarios para ellos, que requieren crecer sanos y fuertes. El hambre, la escasez de alimentos y medicinas, es una situación que está deteriorando aún más al núcleo familiar.

Sin embargo, todas estas tribulaciones naturales tendrán  final un día, en la sobrenaturalidad de Dios, pues es el quien ha permitido que toda esta situación esté ocurriendo con propósitos que aún no hemos visto. “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11

Es importante permanecer en el centro de la voluntad de Dios y trabajar en rescatar y cuidar lo más íntimo de nuestras vidas, la familia; ella juega un papel primordial, ya que es el diseño original de Dios y la principal iglesia doméstica, y esto lo logramos con mucho amor, compresión, fe y confianza, trayendo así una familia unida tanto en las buenas y las malas, en la salud y la enfermedad, en la riqueza y pobreza.

Hoy en día familias enteras han colocado su confianza en el Señor, esperando que se haga su voluntad en sus vidas, bien sea dentro o fuera del país. Él quiere más familias unidas y tomar el lugar que le corresponde en ellas; prepárate para el gobierno del Espíritu Santo en tu casa y ver la manifestación de Dios en toda tu familia. “Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza. Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.” (Salmo 143:8)

Jesus MDV

Levantando el nombre de Jesús y promoviendo su modo de vida

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.