EL NOVIAZGO, PRINCIPIO DE UNA BUEN MATRIMONIO

 

Si eres joven y alguna vez te has preguntado ¿qué plan tiene Dios para ti? En cuanto al amor, ¿qué pareja será la que él está guardando para tu vida? ¿Será o no será la mujer o el hombre con quien te casaras? Te quiero decir que el plan original de Dios para sus hijos, incluyéndote, es la familia, donde hombre y mujer se unen en matrimonio luego de un tiempo de noviazgo que les permitirá adecuarse, entenderse y comprenderse para ese momento perfecto en el que presentan sus vidas ante Dios y unirse en cuerpo, alma y espíritu.

El noviazgo es un compromiso juicioso entre dos personas de sexo opuesto, el hombre quien fue creado primero por Dios, y luego la mujer que es la perfecta compañía para el hombre; juntos, el uno para el otro se hacen compañía. Dios en su palabra nos dice lo siguiente: No es bueno que el hombre esté solo. Le voy a hacer alguien que sea una ayuda adecuada para él.. (Génesis 2.18)

Dios quiere que vivas una vida con propósito y parte de tu vida es tu relación con tu pareja, es decir que Papa también quiere que vivas un noviazgo con propósito; él quiere un noviazgo sano y para ello:

  • Dedícate a conocer a tu pareja profundamente en lo emocional y espiritual
  • El respeto mutuo es la base de todas las relaciones en la vida
  • Tener conciencia de que es un noviazgo y hay acciones que no son las indicadas para el tiempo de noviazgo. Dejemos para el matrimonio lo más importante.
  • Disfrutar sanamente y darse amor con palabras y acciones d que alimenten la relación
  • El compartir con familiares y amigos trae gran satisfacción y compromiso
  • Crecer juntos en los caminos de Dios
  • Prepararse para el tiempo indicado de bendición matrimonial

Debemos tener en cuenta que antes de comenzar un noviazgo seria estupendo conocer a la persona, iniciar una amistad con ella para así saber un poco más de su vida, y una vez que hay seguridad de sentimientos, formalizar la relación; presentarlo ante la familia y ante la sociedad. El noviazgo es el paso fundamental para saber bien acerca de la persona con la cual planeas formar tu propia familia.

La principal meta del noviazgo es el matrimonio y toda relación de noviazgo formalizado tiene el único y final objetivo de la unión matrimonial; esto sucede cuando ambos han entendido y además lo sienten así, que es hora de pasar su compromiso a otro nivel, el nivel en el que Dios quiere que pasen juntos el resto de sus vidas formando familia.

El matrimonio es para toda la vida y debes escoger bien quien será la persona quien te acompañe, no es lo mismo pasar una hora, una semana o todo un año con una persona, que toda la vida con el hombre o mujer que Dios dispuso para ti. Ten siempre presente que un matrimonio sano es sinónimo de una familia sana y aún más cuando tienen a Dios como el tercer integrante de la vida conyugal. “Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!” (Eclesiastés 4:12 NVI)

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.