Que nadie te considere menos

Los jóvenes en cualquier parte del mundo, representan la fuerza y la valentía, son aquellos que viven en una etapa de su vida donde aun conservan una mente renovada y la capacidad física para realizar grandes esfuerzos y recuperar la energía en poco tiempo, es por eso, que muchas personas de edad avanzada desearían tener la fuerza de un joven para emprender, realizar trabajos y cansarse menos (he escuchado a muchos ancianos decir eso).

La realidad, es que los jóvenes tienen un gran potencial que debe ser aprovechado para realizar grandes proyectos, metas, hazañas, ¡un sin número de logros! sin embargo, éstos suelen obviar la gran capacidad que tienen, porque no se creen lo suficientemente aptos para hacerlo. ¿Alguna vez te sentiste incapaz de llevar a cabo un gran proyecto?

En la biblia, se encuentra plasmado el momento en el que Dios cambió el pensamiento de un joven con respecto a sí mismo, este fue Jeremías. En un tiempo, Dios se aparece a Jeremías y le enseña que había sido escogido para hablar de parte de Dios a muchas personas, pero la respuesta de Jeremías fue: «Pero Señor Dios, yo soy muy joven y no sé hablar en público» (Jeremías 1:6 PDT). Jeremías se consideraba incapaz de hablar de parte de Dios porque pensó que su etapa de juventud era un obstáculo, pero estaba equivocado.

Luego de eso, la respuesta de Dios a Jeremías fue: «No digas que sólo eres un joven», ¡no sólo un joven!, es asombroso lo que Dios puede hacer con un joven que le cree a él. Antes que la historia de Jeremías, Dios usó a un joven llamado David para derrotar a un gigante a quien todo el pueblo (mayor que David en edad) le temían ¡él era un joven que conocía su potencial!

Por otro lado, la forma de pensar de una persona también es influenciada por lo que escucha de otras, es decir, puede que Jeremías haya escuchado anteriormente a personas que le dijeron: “tú nunca serás alguien en la vida” o “espera a crecer para que seas alguien en la vida”, pero Dios si sabía la capacidad de Jeremías, y en ese momento, le hizo cambiar sus ideas acerca de él.

Es probable que hoy te encuentres en la misma posición que Jeremías y digas:”soy muy joven para hablar de parte de Dios” o “soy muy joven para emprender un negocio”, sin embargo, el Padre tiene un consejo para ti: “No dejes que nadie te considere menos por ser joven. Sé ejemplo para los creyentes en tu hablar, en tu conducta, en amor, en fe y en pureza” (1 Timoteo 4:12 PDT). ¡Estamos llamados a impactar desde nuestra etapa de juventud!

Posiblemente, muchos padres o conocidos cercanos a algún joven puedan hacerle creer que no será capaz de lograr lo que se propone. Por esa razón, el Apóstol Pablo le escribe a Timoteo (quien también era un joven como tu), que no permita que nadie lo menosprecie por su etapa de juventud, sino más bien, que sea capaz de ser ejemplo a otros ¡estamos llamados a eso!

Aprovecha la etapa en la que estás viviendo y mira con la óptica de Dios, lo mucho que eres capaz de hacer, ¡eres útil en las manos de Dios! Y si piensas de la manera correcta, podrás lograr lo que te propones de la mano de Jesús. ¡Que nadie de haga sentir menos por ser joven!

Jesus MDV

Levantando el nombre de Jesús y promoviendo su modo de vida

No Comments Yet

Comments are closed