Rodéate de personas que edifiquen tu vida

Es probable, que alguna vez en tu vida, en el momento en que pensabas salir con ese compañero de clase que tiene malos hábitos, escucharas a alguno de tus padres decir: “dime con quién andas y te diré quién eres” (todos los padres del mundo) ¿Te pasó?

En una ocasión, uno de mis compañeros de clase de mi juventud fue a buscarme a mi casa, pero cuando mi mamá conoció más a fondo los hábitos que éste compañero tenía, por poco me prohíbe que fuese amigo de esa persona. En ese momento, me enojé mucho con mi mamá, pero he aprendido que era un consejo de parte de Dios para mi vida, porque él también nos enseña a tener buenas amistades.

Realmente, las personas de los cuales nos rodeamos, van a influenciar nuestras vidas de alguna manera, ya sea para bien o para mal, pero es seguro que van a transmitirnos algo. Por esa razón, es muy importante ser selectivo con las amistades que permitimos en nuestra vida, porque de acuerdo a las amistades que tengas, también será lo que quieres para tu vida.

En la biblia, el rey más sabio que existió antes de Cristo, cuyo nombre fue Salomón, alguna vez escribió: “Júntate con sabios y obtendrás sabiduría; júntate con necios y te echarás a perder(Proverbios 13:20 DHH). De acuerdo al tipo de personas con la que te juntes, vas a poder recibir de aquello que ellos transmiten.

Ahora bien, eso no significa que no podamos compartir con aquellas personas que no practican nuestros principios, pero de acuerdo a la habitualidad, es decir, a la constancia que se produce en la relación de amistad, se transmite del carácter del uno al otro y viceversa.

Todas las cosas son lícitas, es decir, cualquier persona puede calar en mi círculo íntimo de amigos, sin embargo, no todo nos conviene, y ese es el aspecto esencial, la pregunta que debemos realizarnos antes de escoger una amistad es: ¿Me conviene pasar tanto tiempo con esta persona de modo que pueda transmitir de sus hábitos o de su carácter en mi vida? Si la respuesta es sí, entonces disponte a pasar tiempo con tus amigos, y a dejar que ellos te motiven y te impulsen por el buen camino.

Por otro lado, algunas personas también podrán ver un ejemplo en tu vida y te elegirán como una amistad, porque siempre contagias de buenos hábitos y de una vida íntegra delante de Dios al resto de las personas. Entonces, transmite del carácter de Cristo a otros, pero también sé selectivo al escoger tus amistades, rodéate de gente que te anime y te motiven a hacer siempre lo correcto ¡elige bien tus amistades!

Jesus MDV

Levantando el nombre de Jesús y promoviendo su modo de vida

No Comments Yet

Comments are closed