Valientes que arrebatan

“Desde que Juan el Bautista comenzó a predicar hasta ahora, el reino de Dios avanza a pesar de sus enemigos. Sólo la gente valiente y decidida logra formar parte de él” (Mateo 11:12 TLA).

La gente valiente y decidida son aquellos que vencen sus temores, vencen cualquier limitante con tal de alcanzar lo que Dios ha determinado para ellos. En este sentido, la valentía no tiene que ver con no tener miedo, sino más bien con enfrentarlos a pesar de tenerlos ¡Eso es ser valiente!

Hay personas que temen acercarse para conocer a Jesús por temor al qué dirán, Nicodemo fue un ejemplo de ello. Nicodemo era un hombre muy conocido y respetado por las personas de su pueblo, porque era uno de los fariseos más influyentes. Sin embargo, él deseaba conocer a Jesús, pero por temor a que otros lo criticaran, entonces se acercó a Jesús de noche para conversar con él. (Ver Juan 3:1), eso demostraba lo valioso que era la opinión de los demás para Nicodemo.

Por otro lado, en la biblia se observa a personas que dejaron a un lado el temor de lo que otros pudieran pensar, y se acercaron al Señor, es decir, fueron valientes y decididos, y por eso formaron parte del Reino de Dios ¡En eso consiste la valentía!

En una ocasión, Jesús se encontraba en la casa de un hombre llamado Simón donde estaban los discípulos y otras personas reunidas para oír las enseñanzas del Señor. En ese momento, una mujer del pueblo que  era pecadora y era conocida por todos, se acercó a Jesús. Ella menospreció lo que otros pudieran pensar, y entró, se postró ante el Señor, y derramó su perfume de mucho precio delante de él. En ese instante, muchos de los que estaban en la casa pensaron mal de ella, pero la actitud de la mujer demostró valentía, y por eso recibió una recompensa pública ¡Jesús la honró delante de todos! Porque usó una de las claves para arrebatar aquello que Dios quiere entregarnos, “dejar de lado lo que otros puedan pensar de nosotros”.

Por otro lado, podemos observar que el Padre celestial, aquel que nos infunde fuerzas y nos alienta a ser valientes, se encargó de que estuviese escrito en la biblia en más de 365 veces la frase: “no temas”, para mostrarnos qué tan importante es ser valientes. Así, al igual que hay 365 días del año, debemos ser valientes cada uno de ellos, enfrentando nuestros temores para alcanzar lo que Dios tiene para cada uno de nosotros.

Cuando la biblia habla del reino de Dios, se refiere al ámbito o el ambiente donde Dios gobierna tal como en el cielo, es decir, donde no existe tristeza, ni existe confusión o temor, porque la justicia, la paz y el gozo que viene del cielo han impregnado el ambiente ¡Ese es el reino de Dios aquí en la tierra!

Para que una persona participe de todo lo que conlleva el reino de Dios, debe ser valiente y decidida para formar parte de él ¡Dios te considera uno de esos valientes! ármate de valor, y con la valentía que solo el Señor infunde en ti, arrebata, prosigue y alcanza el reino de Dios y disfruta todo aquello que Jesucristo conquistó en la cruz del calvario para ti.

Jesus MDV

Levantando el nombre de Jesús y promoviendo su modo de vida

No Comments Yet

Comments are closed