HIJOS RESPONSABLES: SIGUIENDO INSTRUCCIONES DIRECTAS DE PAPA

Un día cuando era niño, mi madre me entrego las llaves de la casa, esto en un momento representaba para mí la libertad de poder entrar y salir cuando yo quisiera, pero no dejo que las colocara en mi bolsillo hasta explicarme que con este juego de llaves me estaba haciendo responsable de la seguridad de la casa. Aunque aún era muy niño, mama lo hizo para ir creando en mí el sentido de responsabilidad a través de esto, lo logro.

Hoy en día doy gracias a Dios que nunca extravié las llaves y aprendí que nuestros padres nos entregan encargos para prepararnos en la vida y tal como mi madre me otorgo las llaves, nuestro padre celestial nos entrega la vida, con la encomienda de que la valoremos y la guardemos con empeño sabiendo que nuestra vida le pertenece a él. “Algo parecido sucede con ustedes, mis hermanos. Por medio de la muerte de Cristo, ustedes ya no están bajo el control de la ley. Ahora ustedes son de Cristo, a quien Dios resucitó. De modo que podemos servir a Dios haciendo el bien.” Romanos 7:4 (TLA)

Dios permite que sucedan cosas en nuestra vida, pero somos los responsables de enfrentar lo que pase, porque a pesar de que nos perjudique, al final provocará un cambio en nosotros. Errar es una opción que siempre estará disponible en nuestras vidas y por más consejos que escuchemos, hay lecciones que solo se aprenden después de caernos y levantarnos.

Papa nos tiene todas las enseñanzas plasmadas en su palabra, que como hijos necesitamos, y lo principal es colocarlo a él en la cúspide de nuestra vida y aceptarlo como padre, esto nos da todo el beneficio de convertirnos en hijos obedientes a su palabra.

La responsabilidad de ser un hijo de Dios, es honrar con nuestras vidas la gracia que nuestro padre nos dio, es saber que existimos por obra de él, y queda de nuestra parte obedecerle y manifestar su voluntad en lo que hablamos y hacemos. Veamos la responsabilidad de ser hijos suyos como la tarea que nos deja para hacer, solo él conoce los caminos que estamos por enfrentar y es la obediencia que nos llevará al camino de su voluntad.

Nosotros y nuestros hijos somos responsables de todo lo que se nos ha revelado, a fin de que obedezcamos en todas las instrucciones. “Hay cosas que Dios mantiene en secreto, y que sólo él conoce, pero a nosotros nos ha dado todos estos mandamientos, para que nosotros y nuestros descendientes los obedezcamos siempre.”  Deuteronomio 29:29 (TLA)

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.